¿A quién no le gusta disfrutar de una deliciosa tarta casera? Pero a veces, cuando el calor aprieta o simplemente no tenemos horno disponible, puede resultar complicado hacer una tarta tradicional. Pero no te preocupes, ¡tenemos la solución perfecta! En este artículo te vamos a mostrar 9 recetas de tartas fáciles sin horno que te dejarán sin palabras. Prepararte para deleitar a tus seres queridos (y a ti mismo) con estas deliciosas creaciones.

Tarta sin horno de chocolate y flan

Comenzamos nuestra lista con una tarta irresistible: la tarta sin horno de chocolate y flan. Esta combinación perfecta de sabores te dejará sin aliento. Para comenzar, necesitarás una base de galletas machacadas y mantequilla derretida. ¡Puedes utilizar galletas digestivas o incluso galletas oreo si quieres intensificar el sabor a chocolate!

Después, prepara una capa de flan siguiendo las instrucciones del paquete. Una vez que el flan esté listo y haya adquirido consistencia, viértelo encima de la base de galleta y déjalo enfriar en la nevera durante unas horas hasta que cuaje por completo. Por último, funde chocolate negro y viértelo sobre la capa de flan. Decora con unas virutas de chocolate blanco y deja enfriar antes de servir.

Esta tarta sin horno de chocolate y flan es perfecta para cualquier ocasión. El contraste entre el dulzor del flan y el intenso sabor del chocolate harán las delicias de todos tus invitados. ¡No podrán resistirse a un segundo trozo!

Tarta sin horno de limón y galletas

Si eres amante de los sabores cítricos, esta tarta sin horno de limón y galletas es para ti. La combinación del sabor fresco y ácido del limón con la textura crujiente de las galletas te transportará a un paraíso de sabores.

Para hacer esta deliciosa tarta, necesitarás una base de galletas trituradas y mantequilla derretida, al igual que en la receta anterior. Una vez que la base esté lista, prepara una mezcla de crema de limón con leche condensada, zumo de limón y ralladura de limón. Vierte esta mezcla sobre la base de galleta y déjala enfriar en la nevera durante al menos 4 horas.

Una vez que la tarta esté fría y haya adquirido consistencia, decórala con unas rodajas de limón y unas hojas de menta fresca. El contraste de colores entre el amarillo del limón y el verde de la menta harán que esta tarta sea además de deliciosa, visualmente atractiva. ¡Prepárate para impresionar a tus invitados con esta tarta refrescante de limón y galletas!

Tarta sin horno de fresa y gelatina

La combinación de fresas y gelatina es un clásico que nunca pasa de moda. En esta tarta sin horno de fresa y gelatina, el sabor dulce y suave de las fresas se ve realzado por el frescor de la gelatina.

Para hacer esta tarta, necesitarás una base de galletas trituradas con mantequilla derretida, al igual que en las recetas anteriores. Después, prepara una gelatina de fresa siguiendo las instrucciones del sobre. Vierte la gelatina sobre la base de galleta y deja enfriar en la nevera durante aproximadamente una hora.

Mientras la gelatina se enfría, corta fresas frescas en rodajas y colócalas sobre la gelatina semi-solidificada. Vuelve a dejar la tarta en la nevera durante unas horas hasta que la gelatina esté completamente cuajada. Una vez lista, podrás disfrutar de esta tarta de fresa y gelatina refrescante y deliciosa.

Tarta sin horno de queso y frutos rojos

Continuamos nuestra lista con una tarta sin horno clásica pero siempre deliciosa: la tarta de queso y frutos rojos. Este postre cremoso y indulgente es perfecto para cualquier ocasión, desde una comida en familia hasta una fiesta con amigos.

Para hacer esta tarta, necesitarás una base de galletas trituradas con mantequilla derretida, al igual que en las recetas anteriores. Después, prepara una mezcla de queso crema, azúcar y vainilla. Vierte esta mezcla sobre la base de galleta y déjala enfriar en la nevera durante al menos 4 horas.

Mientras la tarta está enfriando, prepara una mezcla de frutos rojos como fresas, frambuesas y arándanos. Pica algunas fresas en trozos pequeños y mezcla todos los frutos rojos en un bol. Cuando la tarta esté fría, decora la parte superior con la mezcla de frutos rojos.

Esta tarta sin horno de queso y frutos rojos es la combinación perfecta de dulzor y acidez. El contraste entre la cremosidad del queso y la frescura de los frutos rojos hará que te enamores de cada bocado.

Tarta sin horno de oreo y crema de avellanas

Si eres amante de las galletas oreo y la crema de avellanas, esta tarta sin horno es para ti. La combinación de estos dos sabores te transportará a la infancia y te hará disfrutar como nunca.

Para hacer esta deliciosa tarta, necesitarás una base de galletas oreo trituradas y mantequilla derretida. Mezcla las galletas trituradas con la mantequilla derretida y presiona la mezcla en la base de un molde desmontable. Enfría en la nevera durante unos minutos mientras preparas el relleno.

Para el relleno, mezcla queso crema, azúcar glass y crema de avellanas hasta obtener una mezcla homogénea y suave. Vierte esta mezcla sobre la base de galleta y alisa la superficie. Decora con algunas galletas oreo trituradas y deja enfriar en la nevera durante al menos 2 horas o hasta que esté cuajada.

Esta tarta sin horno de oreo y crema de avellanas es el sueño de cualquier goloso. Cada bocado está lleno de sabor y textura, y será difícil resistirse a comer más de un trozo.

Tarta sin horno de coco y piña

Si eres fan del sabor tropical de coco y piña, esta tarta sin horno será tu nueva obsesión. El contraste entre la dulzura del coco y el ácido de la piña hará que tu paladar se transporte a una playa paradisíaca.

Para hacer esta tarta, necesitarás una base de galletas trituradas con mantequilla derretida, al igual que en las recetas anteriores. Después, prepara una mezcla de crema de coco, leche condensada y piña en almíbar picada. Vierte esta mezcla sobre la base de galleta y deja enfriar en la nevera durante al menos 4 horas.

Una vez que la tarta esté fría y haya adquirido consistencia, decora la parte superior con coco rallado tostado y unas rodajas de piña en almíbar. El sabor tropical de esta tarta sin horno de coco y piña te hará sentir como si estuvieras en el paraíso.

Tarta sin horno de manzana y caramelo

La combinación de manzana y caramelo es todo un clásico de la repostería. Esta deliciosa tarta sin horno de manzana y caramelo te hará disfrutar de un sabor dulce y reconfortante en cada bocado.

Para hacer esta tarta, necesitarás una base de galletas trituradas con mantequilla derretida, al igual que en las recetas anteriores. Después, prepara una mezcla de puré de manzana, caramelo líquido y un toque de canela. Vierte esta mezcla sobre la base de galleta y deja enfriar en la nevera durante al menos 4 horas.

Una vez que la tarta esté fría y haya adquirido consistencia, decora la parte superior con algunas rodajas finas de manzana y un chorrito adicional de caramelo líquido. El sabor suave y dulce de la manzana combinado con el toque pegajoso y delicioso del caramelo hará que esta tarta sea la favorita de todos.

Tarta sin horno de café y chocolate blanco

Si eres amante del café y el chocolate blanco, esta tarta sin horno es para ti. La combinación de estos dos sabores hará que cada bocado sea una experiencia divina.

Para hacer esta deliciosa tarta, necesitarás una base de galletas trituradas con mantequilla derretida, al igual que en las recetas anteriores. Después, prepara una mezcla de crema de café instantáneo y queso crema. Vierte esta mezcla sobre la base de galleta y deja enfriar en la nevera durante al menos 4 horas.

Mientras la tarta está enfriando, derrite chocolate blanco y viértelo sobre la superficie de la tarta. Decora con unas virutas de chocolate blanco y deja enfriar nuevamente en la nevera hasta que esté completamente cuajada.

Esta tarta sin horno de café y chocolate blanco es perfecta para los amantes del café. Cada bocado está lleno de sabor y textura, y la suavidad del chocolate blanco complementa a la perfección el sabor intenso del café.

Tarta sin horno de yogur y frutas del bosque

Terminamos nuestra lista con una tarta refrescante y llena de sabor: la tarta sin horno de yogur y frutas del bosque. Esta combinación de cremosidad y acidez hará que quieras repetir una y otra vez.

Para hacer esta tarta, necesitarás una base de galletas trituradas con mantequilla derretida, al igual que en las recetas anteriores. Después, prepara una mezcla de yogur natural, azúcar y zumo de limón. Vierte esta mezcla sobre la base de galleta y deja enfriar en la nevera durante al menos 4 horas.

Mientras la tarta está enfriando, prepara una mezcla de frutas del bosque como frambuesas, arándanos y moras. Mezcla las frutas con un poco de azúcar y dejarlas reposar durante unos minutos para que saquen todo su jugo.

Una vez que la tarta esté fría y haya adquirido consistencia, decora la parte superior con las frutas del bosque preparadas. El contraste de colores entre el blanco del yogur y el rojo intenso de las frutas hará que esta tarta sea no sólo deliciosa, sino también visualmente atractiva.

Conclusión

Las tartas sin horno son la solución perfecta cuando no disponemos de horno o queremos hacer una tarta de forma rápida y sin complicaciones. Estas recetas de tartas fáciles sin horno son ideales para cualquier ocasión, desde una cena en familia hasta una fiesta de cumpleaños.

Así que ahora no tienes excusa para no disfrutar de una deliciosa tarta casera. Elige tu sabor favorito, sigue los pasos detallados y sorprende a todos con tus habilidades culinarias. ¡Deleita a tus seres queridos (y a ti mismo) con estas tartas sin horno fáciles y deliciosas!

Foto del avatar

por Isabel Montoya Rodríguez

Chef profesional con formación en nutrición, se dedica a elaborar recetas saludables y deliciosas que promueven un estilo de vida equilibrado sin sacrificar el sabor.