El sütlaç, también conocido como arroz con leche al horno, es un delicioso postre turco que se ha convertido en uno de los platos más populares de la gastronomía de este país. Este dulce, que se diferencia del tradicional arroz con leche por su textura más líquida, es elaborado a base de ingredientes simples como arroz, leche, azúcar y canela, pero que combinados de manera perfecta crean un postre suave, cremoso y con un sabor inigualable.

Ingredientes del sütlaç

Para preparar un auténtico sütlaç necesitarás los siguientes ingredientes:

– 1 taza de arroz de grano corto
– 3 tazas de agua
– 4 tazas de leche
– 1 taza de nata líquida
– 1 taza de azúcar
– 2 cucharadas de maicena
– Una pizca de sal
– 1 cucharadita de extracto de vainilla
– Canela en polvo para espolvorear

Preparación del sütlaç

El sütlaç se prepara en varias etapas para lograr esa consistencia y sabor característicos. A continuación, te explico paso a paso cómo hacerlo:

1. En primer lugar, enjuaga el arroz en agua fría para eliminar cualquier impureza y amargor. Escurre bien y reserva.

2. En una cacerola grande, lleva a ebullición el agua y agrega el arroz. Cocina a fuego medio-alto durante unos 10 minutos o hasta que el arroz esté casi cocido. Es importante no cocinarlo completamente en esta etapa, ya que se terminará de cocinar en el horno.

3. Luego, añade la leche, la nata líquida y el azúcar al arroz. Mezcla bien y lleva nuevamente a ebullición.

4. En un recipiente aparte, disuelve la maicena en un poco de agua fría para evitar que se forme grumos. Añade esta mezcla al arroz y continúa cocinando a fuego lento, removiendo constantemente para evitar que se pegue.

5. Añade la pizca de sal y el extracto de vainilla. Sigue cocinando hasta que la mezcla se espese ligeramente, lo cual tomará alrededor de 15 minutos.

6. Una vez que la mezcla esté lista, retira del fuego y vierte en envases individuales aptos para horno. Puedes utilizar cazuelitas o moldes de cerámica.

7. Precalienta el horno a 180°C. Coloca los envases con el sütlaç en una bandeja para horno y gratina durante unos minutos hasta que se doren ligeramente en la superficie.

8. Retira del horno y deja enfriar a temperatura ambiente. Una vez frío, lleva a la nevera para que se enfríe por completo.

9. Antes de servir, espolvorea con canela en polvo para darle ese toque único y característico al sütlaç.

Consejos para hacer un sütlaç perfecto

Para asegurarte de que tu sütlaç quede perfecto, sigue estos consejos:

1. Utiliza arroz de grano corto para obtener una textura más cremosa. Este tipo de arroz se cocina rápidamente y es perfecto para este tipo de postre.

2. Lava el arroz antes de cocinarlo para eliminar cualquier impureza. Esto ayudará a que el sütlaç tenga un sabor más limpio.

3. Mezcla bien la maicena con agua fría antes de añadirla al arroz. Esto evitará la formación de grumos y garantizará una textura suave y sin grumos.

4. Cocina a fuego lento y remueve constantemente para evitar que el arroz se pegue en el fondo de la cacerola.

5. No cocines completamente el arroz en la cacerola. Recuerda que se terminará de cocinar en el horno.

6. Al gratinar en el horno, asegúrate de que los envases sean aptos y de colocarlos en una bandeja para evitar derrames.

Variantes del sütlaç

Aunque el sütlaç tradicionalmente se hace con arroz, leche, nata, azúcar y canela, existen variantes de este postre que le dan un toque diferente. Algunas de las variantes más comunes son:

– Sütlaç de chocolate: Se añade chocolate derretido a la mezcla de arroz y leche, creando un sabor único y una textura más densa.
– Sütlaç de avellanas: Se añaden avellanas picadas a la mezcla antes de gratinar en el horno, lo que le da un toque crujiente al postre.
– Sütlaç de frutas: Se añaden trozos de frutas frescas como fresas, plátano o melocotón a la mezcla antes de gratinar en el horno, creando un contraste de sabores y texturas.

Origen e historia del sütlaç

El sütlaç es un postre de origen turco que se remonta a la época del Imperio Otomano. Se cree que fue influenciado por la cocina persa y árabe, y ha sido parte de la cultura turca desde hace siglos.

El arroz en sí mismo es un ingrediente muy utilizado en la cocina turca, y se sabe que ya en la época del Imperio Otomano se preparaba una versión de arroz con leche similar al sütlaç que conocemos hoy en día.

A lo largo de los años, el sütlaç se ha vuelto cada vez más popular en Turquía y ha sido parte de las celebraciones y festividades tradicionales del país. Hoy en día, se puede encontrar en prácticamente cualquier pastelería o restaurante turco, y es considerado uno de los postres más representativos de la gastronomía turca.

Datos curiosos sobre el sütlaç

– En Turquía, el sütlaç se sirve comúnmente como postre después de las comidas tradicionales. Es especialmente popular durante el mes sagrado de Ramadán, cuando los musulmanes turcos rompen el ayuno con un plato de sütlaç.

– Aunque el sütlaç tradicionalmente se sirve frío, también se puede disfrutar caliente. Algunas personas prefieren comerlo caliente recién salido del horno, mientras que otros lo disfrutan frío después de pasar tiempo en la nevera.

– El sütlaç es un postre especialmente popular en el verano, ya que su textura cremosa y su sabor suave lo hacen perfecto para refrescar en los días calurosos.

– El sütlaç se puede conservar en la nevera durante unos días, lo que lo convierte en un postre perfecto para tener a mano cuando se tienen invitados o se desea disfrutar de un dulce en cualquier momento.

Cómo servir y presentar el sütlaç

El sütlaç se puede servir en envases individuales para una presentación elegante. Puedes utilizar cazuelitas de cerámica o moldes de vidrio transparente para mostrar las capas del postre. Espolvorea con canela en polvo para darle un toque final y un aroma irresistible.

Otra opción popular es servir el sütlaç en tazones grandes y dejar que los comensales se sirvan a sí mismos. Esto crea un ambiente más relajado y permite a cada persona ajustar la cantidad deseada.

El sütlaç se puede disfrutar solo, pero también se puede acompañar con fruta fresca, como fresas o plátanos, o con nueces picadas para añadir un toque crujiente al postre.

Recetas similares al sütlaç

Si te gusta el sütlaç, es probable que también disfrutes de otros postres similares de diferentes culturas. Aquí hay algunas recetas que puedes probar:

– Arroz con leche español: Similar al sütlaç, pero con algunas diferencias en los ingredientes y la forma de preparación. Es un postre muy popular en España y se sirve espolvoreado con canela.

– Rice pudding inglés: El arroz con leche tradicional inglés es un postre clásico hecho con arroz, leche, azúcar y especias como la canela y la nuez moscada.

– Kheer indio: Este postre indio es similar al arroz con leche, pero con una variedad de ingredientes adicionales como cardamomo, almendras y pasas.

– Mochi japonés: Aunque no es exactamente un postre de arroz con leche, el mochi es un dulce japonés hecho con arroz glutinoso que tiene una textura similar al arroz con leche.

Conclusión

El sütlaç es un postre turco que ha conquistado los corazones de muchas personas por su sabor único y su textura cremosa. Con ingredientes simples y un proceso de cocción sencillo, este delicioso postre puede ser disfrutado en cualquier ocasión.

Ya sea que lo sirvas caliente o frío, solo o acompañado de frutas frescas, el sütlaç es una opción perfecta para satisfacer tu antojo de dulce. Desde su origen en el Imperio Otomano hasta su popularidad actual en Turquía, el sütlaç ha perdurado a lo largo de los siglos y se ha convertido en una auténtica joya de la gastronomía turca. Prueba esta receta y descubre por qué el sütlaç es el postre favorito de muchos.

Foto del avatar

por Alejandro Navarro

Chef creativo y ecléctico, fusiona ingredientes y técnicas de diferentes culturas para ofrecer platos únicos y llenos de sabor, inspirados en sus viajes por el mundo.