Si eres un amante de la pasta y quieres probar algo nuevo y delicioso, los Spätzle caseros son la opción perfecta. Originarios de Alemania, Austria y Alsacia, los Spätzle son un tipo de pasta hecha a base de harina, huevo, agua y sal. Su peculiar forma, similar a pequeños gorriones, les ha valido el apodo cariñoso de «gorrioncitos».

En este artículo te enseñaremos cómo hacer Spätzle caseros paso a paso, así como diferentes opciones de salsas y acompañamientos para disfrutar de esta deliciosa pasta. Además, te daremos consejos y recomendaciones para obtener los mejores Spätzle y te contaremos un poco sobre su historia y origen. ¡Prepárate para una experiencia culinaria fuera de serie!

Ingredientes necesarios para hacer Spätzle caseros

Para hacer Spätzle caseros necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de harina
  • 4 huevos
  • 1/2 taza de agua
  • 1 cucharadita de sal

Paso a paso de cómo hacer Spätzle caseros

Ahora que tienes todos los ingredientes listos, es hora de poner manos a la obra y hacer tus propios Spätzle caseros. Sigue estos sencillos pasos:

  1. En un bol grande, mezcla la harina y la sal.
  2. Añade los huevos y el agua a la mezcla y bátelos hasta obtener una masa pegajosa.
  3. Lleva una olla grande de agua con sal a ebullición.
  4. Coloca un colador grande o una prensa de spaetzle sobre la olla de agua hirviendo.
  5. Con una cuchara o una espátula, vierte la masa de Spätzle en el colador o la prensa y presiona para que los gorrioncitos caigan al agua hirviendo.
  6. Cocina los Spätzle durante unos 2-3 minutos o hasta que floten en la superficie.
  7. Usa una espumadera para sacar los Spätzle del agua y colócalos en un plato o un recipiente cubierto con un poco de aceite para que no se peguen.

¡Y voilà! Ya tienes tus Spätzle caseros listos para ser disfrutados. Ahora viene la parte divertida: elegir una deliciosa salsa para acompañarlos.

Opciones de salsa para acompañar los Spätzle

Los Spätzle son tan versátiles que puedes combinarlos con una gran variedad de salsas y acompañamientos. Aquí te presentamos algunas opciones para que puedas experimentar y descubrir cuál es tu favorita:

Salsa de queso

La salsa de queso es una de las opciones más populares para acompañar los Spätzle. Combina queso rallado, como el Emmental o el Gruyère, con un poco de mantequilla y crema para obtener una salsa cremosa y deliciosa. Puedes agregar un poco de nuez moscada para resaltar aún más el sabor. Esta combinación se conoce como Käsespätzle y es un plato tradicional en Alemania y Austria.

Salsa de espinacas

Si prefieres una opción más ligera y saludable, puedes preparar una salsa de espinacas para tus Spätzle. Simplemente saltea espinacas frescas con un poco de ajo y cebolla, y agrégale crema para obtener una salsa verde y deliciosa. Puedes añadir también un poco de queso rallado para darle un toque extra de sabor.

Salsa de champiñones

Si eres fanático de los champiñones, esta opción es perfecta para ti. Saltea champiñones en mantequilla con ajo y cebolla, y agrega crema para obtener una salsa suave y sabrosa. Puedes agregar también un poco de perejil picado para darle frescura.

Salsa de tomate

Si prefieres una salsa más tradicional, puedes optar por una salsa de tomate. Simplemente cocina tomates frescos con cebolla, ajo, hierbas y especias, y mézclalos con los Spätzle para obtener un plato lleno de sabor.

Otras formas de servir los Spätzle caseros

Además de las salsas mencionadas anteriormente, existen muchas otras formas de servir los Spätzle caseros. Aquí te presentamos algunas ideas para que puedas experimentar y disfrutar de esta deliciosa pasta de diferentes maneras:

Salteados con verduras

Puedes saltear los Spätzle con una variedad de verduras como zanahorias, calabacines, pimientos y champiñones. Simplemente corta las verduras en trozos pequeños y saltéalas en una sartén con un poco de aceite de oliva y especias. Luego añade los Spätzle y cocina todo junto durante unos minutos. Obtendrás un plato colorido y lleno de sabor.

Gratinados con queso

Si te encanta el queso, puedes gratinar los Spätzle con una mezcla de queso rallado. Simplemente coloca los Spätzle en un recipiente para horno, añade queso rallado por encima y gratínalo en el horno hasta que el queso se derrita y se dore. Puedes agregar también un poco de mantequilla derretida y pan rallado para obtener una capa crujiente en la parte superior.

En forma de ensalada

Los Spätzle también se pueden servir fríos en forma de ensalada. Simplemente cocina los Spätzle, enfríalos bajo agua fría y mézclalos con una variedad de verduras frescas como tomate, pepino, pimiento y cebolla. Aliña la ensalada con aceite de oliva, vinagre y especias al gusto. Obtendrás una ensalada fresca y deliciosa.

Consejos y recomendaciones para obtener los mejores Spätzle

Para obtener los mejores Spätzle caseros, aquí tienes algunos consejos y recomendaciones:

  • La consistencia de la masa es clave. Debe ser pegajosa pero manejable. Si la masa está demasiado seca, puedes agregar un poco más de agua; si está demasiado húmeda, puedes agregar un poco más de harina.
  • Utiliza una colador grande o una prensa de spaetzle para formar los gorrioncitos. Esto te permitirá obtener una forma uniforme y facilitará su cocción.
  • Asegúrate de tener suficiente agua hirviendo y salada antes de empezar a hacer los Spätzle. Esto te ahorrará tiempo y te permitirá cocinarlos de manera adecuada.
  • No cocines los Spätzle durante demasiado tiempo, ya que podrían volverse demasiado blandos. 2-3 minutos son suficientes para que se cocinen correctamente.
  • Para evitar que los Spätzle se peguen, mézclalos con un poco de aceite después de cocinarlos y antes de servirlos. Esto los mantendrá separados y facilitará su manipulación.

Cómo conservar y recalentar los Spätzle caseros

Si has hecho más Spätzle de los que puedes comer en un solo día, no te preocupes, ¡se pueden conservar y recalentar muy bien! Aquí te explicamos cómo hacerlo:

  • Para conservar los Spätzle durante varios días, colócalos en un recipiente hermético en el refrigerador. Se mantendrán frescos y deliciosos durante aproximadamente 3-4 días.
  • Para recalentar los Spätzle, puedes simplemente calentarlos en una sartén con un poco de mantequilla hasta que estén calientes. También puedes colocarlos en el microondas durante unos minutos o gratinarlos en el horno con un poco de queso rallado.

Palabras finales sobre la deliciosa versatilidad de los Spätzle

Los Spätzle caseros son una opción deliciosa y versátil que te permitirá explorar diferentes sabores y combinaciones. Ya sea con salsa de queso, espinacas, champiñones o una salsa de tomate tradicional, los Spätzle siempre serán una opción deliciosa y reconfortante.

Además, su forma peculiar y su textura suave y tierna los convierten en una pasta única y apreciada en la cocina alemana, austriaca y alsaciana.

Receta de Käsespätzle: Spätzle con salsa de queso

Ahora que ya conoces los conceptos básicos de cómo hacer Spätzle caseros, te presentamos una deliciosa receta de Käsespätzle, que combina los gorrioncitos de pasta con una rica salsa de queso. ¡Prepárate para un viaje culinario lleno de sabor!

Ingredientes necesarios para hacer Käsespätzle

  • 2 tazas de Spätzle caseros
  • 1/2 taza de queso Emmental rallado
  • 1/2 taza de queso Gruyère rallado
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1/2 taza de crema
  • Sal y pimienta al gusto
  • Nuez moscada al gusto

Paso a paso de cómo hacer Käsespätzle

  1. Cocina los Spätzle caseros siguiendo los pasos descritos anteriormente.
  2. En una sartén grande, derrite la mantequilla a fuego medio-bajo.
  3. Agrega la crema a la sartén y caliéntala suavemente sin que llegue a hervir.
  4. Añade los quesos rallados a la sartén y mezcla hasta que se derritan y se forme una salsa cremosa.
  5. Condimenta la salsa de queso con sal, pimienta y nuez moscada al gusto.
  6. Agrega los Spätzle cocidos a la sartén con la salsa de queso y revuelve suavemente para cubrirlos bien.
  7. Sirve los Käsespätzle calientes y disfrútalos en compañía de tus seres queridos.

Opciones de ingredientes adicionales para agregar a los Käsespätzle

Si quieres hacer tus Käsespätzle aún más deliciosos, puedes agregar algunos ingredientes adicionales a la receta. Aquí te presentamos algunas opciones:

  • Cebolla caramelizada: puedes añadir cebolla caramelizada a la salsa de queso para darle un sabor dulce y sabroso.
  • Speck o panceta: si te gusta la panceta, puedes agregar trozos de speck o panceta crujiente a los Käsespätzle para obtener un toque extra de sabor.
  • Hierbas frescas: puedes agregar hierbas frescas picadas, como perejil o cebollino, a los Käsespätzle para darles un toque de frescura.

Consejos y recomendaciones para preparar y servir los Käsespätzle perfectos

Para obtener los Käsespätzle perfectos, aquí tienes algunos consejos y recomendaciones adicionales:

  • Elige quesos de buena calidad para obtener una salsa de queso deliciosa y cremosa. Los quesos Emmental y Gruyère son perfectos para esta receta, pero también puedes experimentar con otros quesos según tu gusto.
  • Sirve los Käsespätzle calientes y frescos para disfrutar al máximo de su sabor y textura.
  • Acompaña los Käsespätzle con una ensalada verde o verduras salteadas para obtener una comida equilibrada y completa.

Otras recetas para disfrutar de los Spätzle caseros: espinacas, champiñones, etc.

Además de Käsespätzle, existen muchas otras recetas que puedes preparar para disfrutar de los Spätzle caseros. Aquí te presentamos algunas ideas:

  • Spätzle con salsa de espinacas: simplemente saltea espinacas frescas con un poco de ajo y cebolla, y mézclalas con los Spätzle. Agrega crema para obtener una salsa verde y sabrosa.
  • Spätzle con salsa de champiñones y salchichas: saltea champiñones y salchichas en mantequilla, añade los Spätzle cocidos y mezcla todo junto. Obtendrás un plato lleno de sabor y texturas.
  • Spätzle al gratén con jamón y queso: coloca los Spätzle en un recipiente para horno, mezcla con cubos de jamón y queso rallado, y gratina en el horno hasta que estén calientes y dorados.

Variaciones regionales de los Spätzle y sus diferentes nombres

Los Spätzle son tan populares en Alemania, Austria y Alsacia que cada región tiene sus propias variaciones y nombres para esta deliciosa pasta. Algunas de las variaciones más conocidas son:

  • Knöpfle: una versión más pequeña de los Spätzle, típica de Alsacia.
  • Schwäbische Knöpfle: típicos de la región de Swabia en Alemania, estos Spätzle son más pequeños y su forma se asemeja más a pequeños botones.
  • Spätzli: esta es la variante suiza de los Spätzle, que también se sirve en Austria y en algunas regiones de Alemania.
  • Badische Spätzle: típicos de la región de Baden en Alemania, estos Spätzle son más grandes y se elaboran con una mayor cantidad de huevo.

Historia y origen de los Spätzle caseros

La historia de los Spätzle caseros se remonta a la Edad Media en Alemania. En aquel entonces, la pasta de harina y huevo era una opción económica y nutritiva para las clases bajas, ya que los ingredientes eran fáciles de conseguir y relativamente baratos.

Con el tiempo, los Spätzle se volvieron muy populares en la región de Swabia, en el suroeste de Alemania. Ellos se convirtieron en un plato típico de la región y se dejaron en forma de pequeños gorriones debido a la forma en la que se esparcían en el agua caliente durante su cocción.

Hoy en día, los Spätzle caseros son apreciados en todo el mundo y se han convertido en una delicia culinaria que no puedes perderte. Ya sea que los disfrutes con salsa de queso, espinacas, champiñones o cualquier otra variación, los Spätzle seguramente te dejarán con ganas de más. ¡Así que no esperes más y atrévete a hacer tus propios Spätzle caseros hoy mismo!

Foto del avatar

por Alejandro Navarro

Chef creativo y ecléctico, fusiona ingredientes y técnicas de diferentes culturas para ofrecer platos únicos y llenos de sabor, inspirados en sus viajes por el mundo.