A la hora de preparar un buen entrecot de ternera, es importante tener en cuenta varios factores clave que nos permitirán obtener un resultado delicioso y jugoso. La selección de la carne, el aderezo, el método de cocción y las guarniciones son elementos fundamentales para conseguir un plato perfecto. En este artículo te daremos una receta completa para preparar un entrecot de ternera, ya sea en la plancha o en el horno, y algunos consejos adicionales para lograr un resultado espectacular.

Paso 1: Selección de la carne de ternera

El primer paso para preparar un entrecot de ternera perfecto es seleccionar una buena pieza de carne. Para ello, es importante buscar en nuestro carnicero de confianza o en el mercado una carne de ternera de calidad. El entrecot de ternera es una opción excelente debido a su infiltración de grasa, lo que le otorga un sabor único y una textura tierna.

Cuando vayas a comprar el entrecot, fíjate en el color de la carne, que debe ser un rojo brillante. Además, procura elegir una pieza que tenga una buena cantidad de grasa intramuscular, ya que esto le dará jugosidad al cocinarla.

Una vez que hayas seleccionado el entrecot de ternera, lo ideal es dejarlo reposar a temperatura ambiente durante unos minutos para que la carne se ablande ligeramente antes de cocinarla.

Paso 2: Preparación y aderezo del entrecot

Una vez que tenemos nuestro entrecot de ternera seleccionado, es momento de prepararlo y aderezarlo. En este paso, podemos optar por opciones más simples o más sofisticadas, dependiendo de nuestros gustos y preferencias.

Una opción clásica es simplemente salpimentar el entrecot con sal y pimienta al gusto. De esta manera, resaltaremos el sabor natural de la carne.

Sin embargo, si deseamos un sabor más intenso, podemos marinar el entrecot en una mezcla de aceite de oliva, ajo picado, jugo de limón y hierbas frescas como el romero o el tomillo durante al menos una hora antes de cocinarlo. Esto impregnará la carne de un delicioso aroma y sabor.

Recuerda que la carne debe estar a temperatura ambiente antes de aderezarla, ya que esto permitirá una mejor absorción de los sabores.

Paso 3: Calentamiento de la plancha o del horno

Una vez que tenemos el entrecot de ternera preparado y aderezado, es hora de calentar la plancha o el horno. Ambos métodos son igualmente válidos para cocinar un entrecot de ternera, pero es importante asegurarnos de que el fuego o la temperatura estén bien regulados.

Si optamos por cocinar el entrecot en la plancha, debemos precalentarla a fuego medio-alto durante al menos 5 minutos. Es importante que la plancha esté bien caliente antes de colocar la carne, ya que esto permitirá sellarla y evitará que se pegue.

Si, por el contrario, preferimos cocinar el entrecot en el horno, debemos precalentarlo a una temperatura de 200°C durante al menos 10 minutos. Es recomendable utilizar una bandeja de horno con rejilla para que el aire circule adecuadamente alrededor de la carne.

Paso 4: Cocción a la plancha

Una vez que la plancha esté bien caliente, es momento de poner el entrecot de ternera. Para ello, colocamos la carne en la plancha con la ayuda de unas pinzas para evitar que se nos escurra el jugo de la carne al voltearla.

Es importante que la carne esté en contacto directo con la plancha para obtener un buen sellado y un exterior crujiente. Cocina el entrecot durante unos 3-4 minutos por cada lado, dependiendo del grosor de la carne y del punto de cocción deseado.

Si deseamos un entrecot poco hecho, cocinaremos la carne durante 3 minutos por cada lado. Para un punto medio, añadiremos un minuto adicional por cada lado, y si preferimos un entrecot bien hecho, cocinaremos durante 5 minutos por cada lado.

Durante la cocción, evita presionar la carne con una espátula, ya que esto hará que se pierda su jugo y la carne se deshidrate. Mantén la plancha caliente y asegúrate de voltear la carne solo una vez para obtener una cocción uniforme.

Paso 5: Cocción al horno

Si optamos por cocinar el entrecot de ternera en el horno, el proceso es ligeramente distinto. Una vez que el horno esté precalentado, colocamos la carne en la rejilla de la bandeja de horno y la introducimos en el horno.

La cocción al horno requerirá un poco más de tiempo que en la plancha, pero el resultado es igualmente delicioso. Cocinaremos el entrecot durante unos 15-20 minutos, volteándolo a mitad de la cocción para asegurarnos de que se cocina de manera uniforme.

Al igual que en la cocción a la plancha, el tiempo de cocción variará según el grosor de la carne y el punto de cocción deseado. Aproximadamente, podemos cocinar el entrecot durante 15 minutos para un punto poco hecho, 18 minutos para un punto medio y 20 minutos para un punto bien hecho.

Paso 6: Tiempo de cocción según el punto deseado

El punto de cocción del entrecot de ternera es una cuestión muy personal y depende de los gustos de cada comensal. A continuación, te mostramos una guía general para el tiempo de cocción según el punto deseado:

– Poco hecho: cocinar durante 3 minutos por cada lado en la plancha o durante 15 minutos en el horno.
– Punto medio: cocinar durante 4 minutos por cada lado en la plancha o durante 18 minutos en el horno.
– Bien hecho: cocinar durante 5 minutos por cada lado en la plancha o durante 20 minutos en el horno.

Recuerda que estos tiempos son aproximados y pueden variar según el grosor de la carne y la potencia de tu plancha o horno.

Paso 7: Reposo y corte de la carne

Una vez que hayamos cocinado nuestro entrecot de ternera, es importante dejarlo reposar antes de cortarlo. Esto permitirá que los jugos de la carne se redistribuyan y mantendrá la carne jugosa y tierna.

Lo ideal es dejar reposar el entrecot durante al menos 5 minutos. Durante este tiempo de reposo, puedes cubrir la carne con papel de aluminio para mantenerla caliente.

Una vez que hayan pasado los minutos de reposo, es momento de cortar el entrecot en lonchas delgadas. Para obtener un corte perfecto, utiliza un cuchillo afilado y corta la carne en sentido contrario a las fibras para obtener una carne más tierna.

Paso 8: Guarniciones recomendadas: patatas o verduras

El entrecot de ternera es una carne muy versátil que se puede acompañar con una gran variedad de guarniciones. Algunas de las opciones más populares y deliciosas son las patatas y las verduras.

Las patatas pueden ser preparadas en diferentes formas, como patatas fritas, patatas asadas o puré de patatas. También puedes optar por verduras a la parrilla, como espárragos, pimientos o berenjenas, que complementarán a la perfección el sabor de la carne.

No dudes en utilizar hierbas frescas como el romero o el tomillo para darle un toque aromático a las guarniciones.

Paso 9: Presentación y servido del entrecot de ternera

Para presentar el entrecot de ternera de manera elegante y apetitosa, podemos colocarlo en un plato previamente calentado. Acompañamos la carne con nuestras guarniciones seleccionadas, ya sea patatas o verduras, y servimos.

El entrecot de ternera puede ser acompañado con distintas salsas, como una salsa de vino tinto, una salsa de champiñones o una salsa de pimienta. Estas salsas le darán un toque extra de sabor y realzarán el sabor de la carne.

Recuerda que el entrecot de ternera es una carne jugosa y sabrosa por sí sola, por lo que no es necesario recargarla demasiado con salsas o condimentos. Deja que el sabor natural de la carne brille por sí mismo.

Consejos adicionales para lograr un entrecot perfecto en la plancha o al horno

– Es importante asegurarse de que la plancha o el horno estén bien precalentados antes de cocinar el entrecot, ya que esto garantizará un buen sellado y una cocción uniforme.
– Al cocinar el entrecot de ternera, evita voltearlo constantemente, ya que esto hará que pierda su jugo y se vuelva seco. Voltea la carne solo una vez para obtener una cocción uniforme.
– Durante el reposo, cubre el entrecot con papel de aluminio para mantenerlo caliente. Esto permitirá que los jugos de la carne se redistribuyan y mantendrá la carne jugosa y tierna.
– Utiliza un cuchillo afilado para cortar el entrecot en lonchas delgadas. Corta la carne en sentido contrario a las fibras para obtener una carne más tierna.
– Acompaña el entrecot de ternera con guarniciones como patatas o verduras a la parrilla para complementar su sabor. Utiliza hierbas frescas como el romero o el tomillo para darles un toque aromático.
– No recargues la carne con salsas o condimentos, deja que el sabor natural de la carne sea el protagonista.

Conclusión

Preparar un entrecot de ternera perfecto requiere dedicación y atención a los detalles, pero el resultado final vale la pena. En este artículo hemos compartido una receta completa para preparar un delicioso entrecot de ternera, ya sea en la plancha o en el horno, y también hemos brindado algunos consejos adicionales para garantizar un resultado espectacular.

Recuerda que la calidad de la carne es fundamental, por lo que es importante seleccionar una buena pieza de entrecot de ternera. También debemos prestar atención a la forma de aderezar la carne y a la elección de las guarniciones, que deben complementar el sabor del entrecot.

Con estos pasos y consejos, podrás convertirte en un experto en la preparación de entrecot de ternera y deleitar a tus invitados con un plato exquisito. ¡Buen provecho!

Foto del avatar

por Alejandro Navarro

Chef creativo y ecléctico, fusiona ingredientes y técnicas de diferentes culturas para ofrecer platos únicos y llenos de sabor, inspirados en sus viajes por el mundo.