Las sincronizadas son un plato clásico de la cocina mexicana que se ha convertido en un verdadero símbolo de la cultura culinaria de este país. Estas deliciosas quesadillas sincronizadas se caracterizan por estar hechas con tortillas de trigo y rellenas de una irresistible combinación de jamón y queso. La fusión de sabores y texturas, junto con el toque crujiente y dorado que se le proporciona al tostarlas, hacen de las sincronizadas una opción perfecta para cualquier amante de la comida mexicana o tex-mex.

Ingredientes necesarios

Para preparar estas sincronizadas de jamón y queso necesitarás los siguientes ingredientes:

– Tortillas de trigo: las tortillas de trigo son una opción ideal para esta receta, ya que le dan a las sincronizadas una textura suave y elástica que se complementa perfectamente con el relleno de jamón y queso.

– Jamón: el jamón es el ingrediente principal de estas sincronizadas y le aporta un sabor salado y ahumado que combina a la perfección con el queso derretido.

– Queso: el queso es otro elemento imprescindible en esta receta. Puedes utilizar cualquier tipo de queso que te guste, ya sea cheddar, mozzarella, gouda o incluso queso Oaxaca, que es un queso mexicano de textura suave y elástica que se funde fácilmente.

– Champiñones (opcional): si quieres añadir un toque extra de sabor y textura a tus sincronizadas, puedes incorporar champiñones cortados en láminas. Los champiñones se combinan muy bien con el jamón y el queso, y le dan a las sincronizadas un toque gourmet.

– Pico de gallo: el pico de gallo es una salsa fresca y picante que se utiliza como acompañamiento para las sincronizadas. Está hecha a base de tomate, cebolla, cilantro, chile jalapeño y limón, y le da un toque refrescante y picante a las quesadillas.

Preparación de las tortillas de trigo

Lo primero que debes hacer es preparar las tortillas de trigo. Puedes comprarlas ya hechas en el supermercado o hacerlas tú mismo en casa. Aquí te explicaremos cómo hacerlas caseras:

1. En un bowl grande, mezcla la harina de trigo, la sal y el agua tibia. Amasa la mezcla hasta obtener una masa suave y elástica. Deja reposar la masa durante 30 minutos.

2. Divide la masa en pequeñas porciones y forma bolitas. Estira cada bolita con un rodillo hasta obtener una tortilla redonda y delgada.

3. Calienta una sartén a fuego medio-alto y cocina cada tortilla durante aproximadamente 1 minuto por cada lado, hasta que estén doradas y flexibles. Reserva las tortillas para utilizarlas más adelante.

Preparación del relleno de jamón y queso

Una vez que tengas las tortillas de trigo listas, es hora de preparar el relleno de jamón y queso. Sigue estos pasos:

1. Corta el jamón en pequeñas tiras o en cubitos, según tu preferencia.

2. Ralla el queso o córtalo en lonjas finas.

3. En una sartén antiadherente, derrite un poco de mantequilla o aceite y añade las tiras de jamón. Cocina a fuego medio-alto hasta que se doren ligeramente.

4. Agrega el queso rallado o en lonjas a la sartén y mezcla con el jamón hasta que se derrita y forme una mezcla cremosa y homogénea.

5. Si deseas agregar champiñones, puedes saltearlos en una sartén aparte con un poco de mantequilla u aceite hasta que estén dorados y tiernos. Luego, añádelos a la mezcla de jamón y queso.

Armado de las sincronizadas

Ahora es el momento de armar las sincronizadas. Sigue estos pasos para obtener unas deliciosas quesadillas sincronizadas:

1. Coloca una tortilla de trigo en una superficie plana y extiende una capa generosa de la mezcla de jamón y queso en el centro de la tortilla. Asegúrate de dejar un borde de aproximadamente 1 cm alrededor.

2. Cubre la mezcla de jamón y queso con otra tortilla de trigo, presionando suavemente para sellar las dos tortillas.

3. Repite el proceso hasta que hayas armado todas las sincronizadas que desees.

Tostado de las sincronizadas

El tostado de las sincronizadas es lo que les da ese aspecto dorado y crujiente que las hace tan apetitosas. Para tostarlas, sigue estos pasos:

1. Calienta una sartén grande o una plancha a fuego medio-alto y añade un poco de mantequilla o aceite.

2. Coloca las sincronizadas en la sartén caliente y cocínalas durante aproximadamente 2-3 minutos por cada lado, o hasta que estén doradas y crujientes.

3. Retira las sincronizadas de la sartén y déjalas reposar durante unos minutos antes de cortarlas en triángulos o cuadritos.

Preparación del pico de gallo

El pico de gallo es una salsa fresca y picante que se utiliza como acompañamiento para las sincronizadas. Aquí te explicaremos cómo prepararla:

1. Corta los tomates en cubitos pequeños y pícalos finamente. Luego, colócalos en un bowl.

2. Pela la cebolla y córtala en cubitos pequeños. Añádela al bowl con los tomates.

3. Pica el cilantro finamente y añádelo al bowl, junto con el chile jalapeño picado.

4. Exprime el jugo de limón sobre la mezcla y sazona con sal al gusto. Mezcla todos los ingredientes hasta que estén bien incorporados.

5. Deja reposar el pico de gallo durante al menos 15 minutos antes de servir, para que los sabores se mezclen.

Opciones de acompañamiento

Las sincronizadas de jamón y queso se pueden servir con una variedad de acompañamientos deliciosos. Aquí te presentamos algunas opciones:

– Nachos: los nachos son siempre un acompañamiento popular para cualquier plato de comida mexicana. Puedes servir los nachos con queso derretido, guacamole casero y salsa de tomate picante.

– Guacamole casero: el guacamole es una salsa cremosa y deliciosa hecha a base de aguacate, cebolla, tomate, cilantro, jugo de limón y especias. Añade un poco de guacamole a tus sincronizadas para darles un sabor extra.

– Ensalada de frijoles: una ensalada de frijoles negros o frijoles pintos es una opción saludable y sabrosa como acompañamiento. Puedes aderezar los frijoles con un poco de aceite de oliva, vinagre de vino tinto, sal, pimienta y cilantro picado.

– Salsa picante: si te gusta el picante, puedes servir las sincronizadas con una salsa picante casera. Puedes hacerla con chiles jalapeños, ajo, cebolla, tomate y especias al gusto.

Presentación y servido de las sincronizadas

Una vez que hayas terminado de tostar las sincronizadas y preparado el pico de gallo y los acompañamientos, es hora de presentar y servir este delicioso plato mexicano. Sigue estos pasos:

1. Coloca las sincronizadas en un plato grande y sírvelas calientes.

2. Acompaña las sincronizadas con el pico de gallo y otros acompañamientos que hayas preparado.

3. Decora el plato con unas ramitas de cilantro fresco o con rodajas de limón, para darle un toque de color y frescura.

4. Sirve las sincronizadas de jamón y queso con una cerveza mexicana fría o una margarita, para una experiencia completa de comida mexicana.

Consejos y recomendaciones

Aquí tienes algunos consejos y recomendaciones para hacer las sincronizadas perfectas:

– Utiliza una sartén antiadherente para cocinar las sincronizadas, para evitar que se peguen.

– Asegúrate de que el fuego esté a temperatura media-alta al tostar las sincronizadas, para que se cocinen de manera uniforme y queden crujientes por fuera y suaves por dentro.

– Puedes añadir otros ingredientes a tu relleno de sincronizadas, como espinacas, queso crema, pimientos o cebolla caramelizada, para darle un toque extra de sabor.

– Si no tienes champiñones frescos, puedes utilizar champiñones enlatados. Simplemente escúrrelos bien antes de añadirlos a la mezcla de jamón y queso.

– Para hacer el pico de gallo menos picante, puedes quitar las semillas y las venas del chile jalapeño antes de picarlo.

– Si quieres hacer las sincronizadas más saludables, puedes utilizar tortillas de trigo integrales y optar por jamón y queso bajos en grasa.

Variaciones de la receta tradicional

La receta tradicional de las sincronizadas de jamón y queso es deliciosa por sí sola, pero también se presta para diferentes variaciones. Aquí te presentamos algunas ideas:

– Sincronizadas de pollo: reemplaza el jamón por pollo desmenuzado o en lonjas y sigue el mismo proceso de preparación.

– Sincronizadas vegetarianas: omite el jamón y añade verduras como pimientos, cebolla, espinacas o champiñones para crear una versión vegetariana de este plato.

– Sincronizadas de mariscos: en lugar de jamón, utiliza camarones, pulpo o pescado para crear una versión de mariscos de las sincronizadas.

– Sincronizadas dulces: en lugar de utilizar ingredientes salados, puedes rellenar las tortillas de trigo con frutas como plátanos o manzanas, espolvorear un poco de azúcar y canela por encima y tostarlas para obtener una versión dulce de las sincronizadas.

Historia y origen de las sincronizadas

Las sincronizadas, al igual que muchas otras recetas de comida mexicana, tienen un origen humilde y tradicional. Se cree que esta forma única de preparar las quesadillas surgió en la región de la Ciudad de México y rápidamente se popularizó en todo el país.

El nombre «sincronizadas» proviene de la forma en que se cocinan: las dos tortillas de trigo rellenas se cocinan juntas y se sincronizan en un solo plato. Además, el tostado de las tortillas hasta que estén doradas y crujientes es una característica distintiva de estas deliciosas quesadillas mexicanas.

En los últimos años, las sincronizadas se han convertido en un plato muy popular en los restaurantes de comida mexicana en todo el mundo. Su sencillez, versatilidad y sabor delicioso las hacen un favorito entre los amantes de la comida mexicana.

Otros platos mexicanos para complementar la cena mexicana

Si quieres complementar tu cena mexicana con otros platos tradicionales, aquí te presentamos algunas opciones:

– Fajitas: las fajitas son un plato clásico de la cocina mexicana que consiste en carne, generalmente de res o pollo, salteada con pimientos y cebolla. Se sirven tradicionalmente con tortillas de trigo y se acompañan con guacamole, salsa picante y frijoles refritos.

– Burritos: los burritos son tortillas de trigo rellenas de carne, frijoles, arroz, queso, guacamole y otros ingredientes. Se enrollan en forma de cilindro y se sirven calientes. Son un plato muy popular y se pueden encontrar en casi todos los restaurantes mexicanos.

– Tacos: los tacos son un plato mexicano por excelencia. Se trata de tortillas de maíz o de trigo rellenas con carne, pescado, mariscos, pollo o verduras, y se acompañan con salsa, cilantro y cebolla. Los tacos son muy versátiles y se pueden adaptar a diferentes gustos y preferencias.

– Enchiladas: las enchiladas son tortillas de maíz rellenas y cubiertas con salsa de chile y queso. Se hornean hasta que el queso se derrita y se sirven calientes. Las enchiladas pueden ser rellenas de pollo, queso, carne de res o verduras, y se pueden acompañar con frijoles refritos y arroz.

– Chili con carne: el chili con carne es una receta clásica de la cocina tex-mex. Consiste en una mezcla de carne de res molida, tomate, frijoles y especias, como el chile en polvo. Se sirve caliente y se puede acompañar con tortillas de maíz, arroz y queso rallado.

Conclusiones y despedida

Las sincronizadas de jamón y queso son una deliciosa opción para una cena rápida y sabrosa. Con su combinación de sabores y texturas, su tostado crujiente y su relleno cremoso, las sincronizadas son una verdadera delicia para cualquier amante de la comida mexicana o tex-mex. Con tan solo unos pocos ingredientes simples y una preparación sencilla, puedes disfrutar de unas sincronizadas caseras en cuestión de minutos.

Ya sea como plato principal o como parte de una comida mexicana más completa, las sincronizadas son siempre una opción deliciosa. Puedes experimentar con diferentes ingredientes y ajustar la receta a tu gusto, para crear tus propias versiones de esta clásica receta mexicana.

Esperamos que este artículo te haya inspirado a probar las sincronizadas de jamón y queso en tu próxima cena. Sin duda, serán un éxito entre tus invitados y una delicia para tu paladar. ¡Buen provecho!


Fuente de imagen: Pixabay.

Foto del avatar

por Lucía Gómez López

Aficionada a la cocina reconfortante, transforma ingredientes simples en comidas extraordinarias, reflejando su amor por la cocina casera y reconfortante.