El pollo asado es uno de los platos más populares y deliciosos que podemos disfrutar en cualquier ocasión. El sabor jugoso y tierno de la carne de pollo, combinado con una variedad de especias y condimentos, crea una explosión de sabores que es simplemente irresistible. Y si le agregamos el toque dulce y refrescante de las manzanas, el resultado es aún más espectacular.

En esta receta te enseñaremos cómo preparar un delicioso pollo asado con manzanas, en la que utilizaremos contramuslos de pollo, cebolla, manzanas y zumo de manzana. El resultado final será un plato jugoso, tierno y lleno de sabor que te hará agua la boca. Así que prepárate para disfrutar de una experiencia culinaria única y deliciosa.

Ingredientes necesarios

Antes de comenzar con la preparación del pollo asado con manzanas, asegúrate de tener a mano los siguientes ingredientes:

– 4 contramuslos de pollo
– 1 cebolla grande
– 2 manzanas
– 200 ml de zumo de manzana
– Sal y pimienta al gusto
– 1 cucharada de pimentón
– 1 cucharadita de comino molido
– 1 cucharadita de tomillo seco
– Aceite de oliva extra virgen

Ahora que tienes todos los ingredientes listos y a mano, es hora de empezar con la preparación del pollo asado con manzanas.

Paso 1: Preparar los contramuslos de pollo

Lo primero que debemos hacer es preparar los contramuslos de pollo. Lávalos bien bajo el grifo de agua fría y sécalos con papel de cocina. Luego, con un cuchillo afilado, realiza algunos cortes en la piel del pollo para permitir que se absorban mejor los sabores de las especias y condimentos.

Una vez que los contramuslos estén listos, colócalos en un recipiente grande y sazónalos con sal y pimienta al gusto. Asegúrate de cubrir bien toda la superficie de los contramuslos para que el sabor se distribuya de manera uniforme.

Paso 2: Cortar la cebolla y las manzanas

Luego de preparar los contramuslos de pollo, es hora de cortar la cebolla y las manzanas. Pela la cebolla y córtala en rodajas gruesas. Luego, lava las manzanas, retira el corazón y córtalas en trozos grandes.

Paso 3: Mezclar el zumo de manzana con especias

En un recipiente aparte, mezcla el zumo de manzana con el pimentón, el comino molido y el tomillo seco. Remueve bien con un tenedor o batidor de mano para asegurarte de que todos los ingredientes estén perfectamente integrados. Esta mezcla de zumo de manzana y especias le dará al pollo un sabor delicioso y afrutado.

Paso 4: Pincelar el pollo con la mezcla de zumo y especias

Una vez que la mezcla de zumo de manzana y especias esté lista, pincela los contramuslos de pollo con esta deliciosa preparación. Asegúrate de cubrir bien toda la superficie de los contramuslos para que el sabor se impregne en la carne.

Paso 5: Colocar el pollo en la bandeja de horno con la cebolla y las manzanas

Ahora es el momento de colocar el pollo en la bandeja de horno junto con las rodajas de cebolla y los trozos de manzana. Distribuye las rodajas de cebolla y los trozos de manzana de manera uniforme alrededor de los contramuslos de pollo para que se cocinen de manera homogénea.

Paso 6: Hornear el pollo a 220ºC durante 40 minutos

Una vez que hayas colocado el pollo en la bandeja de horno, precalienta el horno a 220ºC y coloca la bandeja en el horno. Deja que el pollo se ase y cocine durante aproximadamente 40 minutos, o hasta que esté dorado y la carne esté completamente cocida.

Durante el tiempo de cocción, puedes voltear el pollo y las manzanas de vez en cuando para asegurarte de que se cocinen de manera uniforme por todos los lados. También puedes pincelar el pollo con un poco más de la mezcla de zumo y especias para realzar aún más el sabor.

Paso 7: Servir el pollo asado con la cebolla y la manzana

Una vez que el pollo esté dorado y la carne esté completamente cocida, retira la bandeja del horno y deja que se enfríe por unos minutos. Luego, sirve el pollo asado con la cebolla y la manzana en un plato grande y sírvelo caliente.

Paso 8: Opcional: hacer puré de patatas como acompañamiento

Si deseas completar esta deliciosa comida, puedes hacer un puré de patatas como acompañamiento. Para ello, cocina las patatas en agua con sal hasta que estén tiernas. Luego, escúrrelas bien y aplástalas con un tenedor o un pasapurés. Agrega mantequilla y leche caliente, y mezcla bien hasta obtener un puré suave y cremoso.

Sirve el puré de patatas junto con el pollo asado con manzanas para disfrutar de una combinación deliciosa y reconfortante.

Consejos y sugerencias

– Si deseas un pollo asado con manzanas más jugoso, puedes marinar los contramuslos de pollo en la mezcla de zumo de manzana y especias durante al menos una hora antes de cocinarlo. Esto permitirá que los sabores se impregnen aún más en la carne y la hagan más tierna y deliciosa.

– Para un toque extra de sabor, puedes agregar otros condimentos y especias a la mezcla de zumo de manzana, como ajo en polvo, cebolla en polvo o pimiento rojo picante.

– Si no tienes zumo de manzana, también puedes utilizar vino blanco o caldo de pollo como líquido de marinado y horneado. Esto le dará un sabor aún más intenso al pollo.

– Puedes experimentar con diferentes variedades de manzanas, como la manzana Granny Smith o la manzana Fuji, para obtener diferentes sabores y texturas en el plato final.

– Si lo deseas, puedes agregar otras verduras a la bandeja de horno junto con la cebolla y las manzanas, como zanahorias, patatas o incluso calabaza. Esto le dará al plato más nutrientes y una mayor variedad de sabores.

Conclusión

El pollo asado con manzanas es una opción deliciosa y saludable para cualquier ocasión. La combinación de la carne de pollo jugosa y tierna con el sabor dulce y refrescante de las manzanas, junto con las especias y condimentos, crea una explosión de sabores que es simplemente irresistible. Además, la preparación de este plato es sencilla y requiere de ingredientes fáciles de encontrar. Sin duda, el pollo asado con manzanas se convertirá en uno de tus platos favoritos. Así que no esperes más, ¡prueba esta deliciosa receta y sorprende a tus seres queridos con un manjar exquisito!

Foto del avatar

por Lucía Gómez López

Aficionada a la cocina reconfortante, transforma ingredientes simples en comidas extraordinarias, reflejando su amor por la cocina casera y reconfortante.