El Bacalao a la vizcaína es un plato tradicional de la cocina vasca que ha ganado popularidad en todo el mundo. Su deliciosa combinación de sabores y su sencilla preparación lo convierten en una excelente opción para hacer en casa. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer Bacalao a la vizcaína con patatas, siguiendo una receta tradicional que te permitirá disfrutar de todo el sabor de este plato.

Ingredientes necesarios

Para hacer Bacalao a la vizcaína con patatas necesitarás los siguientes ingredientes:

– 4 lomos de bacalao desalado
– 2 pimientos choriceros
– 2 cebollas grandes
– 4 dientes de ajo
– Aceite de oliva
– Harina (opcional)
– Sal y pimienta al gusto

Preparación del bacalao a la vizcaína

El primer paso para hacer Bacalao a la vizcaína es preparar el bacalao. Enjuágalo bajo agua fría para eliminar el exceso de sal y sécalo bien con papel absorbente. Si lo prefieres, puedes utilizar bacalao fresco en lugar de desalado, pero ten en cuenta que deberás añadir sal adicional durante la cocción.

Una vez que el bacalao esté listo, es hora de cocinarlo. En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto. Si lo deseas, puedes enharinar ligeramente los lomos de bacalao antes de colocarlos en la sartén. Esto ayudará a que se forme una costra crujiente al sellar el pescado.

Coloca los lomos de bacalao en la sartén y cocínalos durante unos 4-5 minutos por cada lado, o hasta que estén dorados y la carne se despegue fácilmente con un tenedor. Retira los lomos de bacalao de la sartén y reserva.

Elaboración de la salsa vizcaína

La salsa vizcaína es el componente estrella de este plato. Para prepararla, necesitarás los pimientos choriceros, las cebollas y los ajos.

Primero, remoja los pimientos choriceros en agua caliente durante unos 15 minutos, o hasta que estén suaves. Una vez que los pimientos estén listos, retira la piel y las semillas y reserva la carne. Esta carne será la base de nuestra salsa vizcaína.

Mientras tanto, en una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio. Añade las cebollas, previamente peladas y picadas finamente, y los ajos, también pelados y picados, y sofríelos hasta que estén dorados y tiernos.

Una vez que las cebollas y los ajos estén bien cocidos, añade la carne de los pimientos choriceros y continúa cocinando durante unos minutos más. Asegúrate de mezclar bien todos los ingredientes para que se integren los sabores.

Otras variantes de la receta

Existen diferentes variantes de la receta de Bacalao a la vizcaína, dependiendo de la región y los gustos personales. Algunas recetas añaden tomate para darle un toque más fresco y suave a la salsa. Puedes probar a añadir un par de tomates pelados y picados en cubitos a la salsa vizcaína durante la cocción de las cebollas y los ajos. Esto le dará un sabor ligeramente dulce y ácido al plato.

Otra variante popular es añadir vino blanco a la salsa vizcaína. Esto le dará un toque más sofisticado y ayudará a realzar los sabores de los demás ingredientes. Puedes añadir un chorrito de vino blanco justo antes de añadir la carne de pimientos choriceros a la sartén, y dejar que se evapore durante unos minutos antes de continuar cocinando.

Acompañamiento con patatas al horno

El Bacalao a la vizcaína se suele servir con patatas al horno, que le dan un toque crujiente y delicioso. Para hacer las patatas al horno, necesitarás:

– 4 patatas grandes
– Aceite de oliva
– Sal y pimienta al gusto

Comienza pelando las patatas y córtalas en rodajas gruesas. Colócalas en una bandeja de horno y rocíalas con aceite de oliva. Añade sal y pimienta al gusto y mézclalas bien para que queden bien condimentadas.

Luego, coloca la bandeja en el horno precalentado a 200°C y hornea las patatas durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que estén doradas y crujientes por fuera y tiernas por dentro.

Otras opciones de acompañamiento

Si no quieres hacer patatas al horno, también puedes optar por otras opciones de acompañamiento para tu Bacalao a la vizcaína. Algunas sugerencias incluyen:

– Patatas a lo pobre: Corta las patatas en rodajas finas y fríelas en aceite caliente hasta que estén doradas y tiernas. Añade sal y pimienta al gusto y sírvelas junto al bacalao.
– Patatas panaderas: Corta las patatas en rodajas gruesas y colócalas en una sartén grande con aceite de oliva. Cocínalas a fuego medio-bajo hasta que estén tiernas y doradas por ambos lados. Añade sal y pimienta al gusto y sírvelas junto al bacalao.
– Arroz blanco: Si prefieres un acompañamiento más ligero, puedes servir el Bacalao a la vizcaína sobre un lecho de arroz blanco. Cocina el arroz siguiendo las instrucciones del paquete y sírvelo caliente junto al bacalao.

Consejos y sugerencias para congelar la salsa vizcaína

Si deseas tener salsa vizcaína lista para usar en cualquier momento, puedes congelarla. Para ello, asegúrate de que la salsa esté completamente fría antes de transferirla a recipientes herméticos. Puedes utilizar bolsas de plástico o tupperwares para almacenarla.

Antes de congelarla, asegúrate de etiquetar los recipientes con la fecha de congelación para poder usar la salsa dentro de los tres meses siguientes. Cuando quieras usarla, simplemente descongela la salsa en la nevera durante la noche y luego caliéntala en una sartén a fuego medio antes de servirla con el bacalao.

Cómo servir el bacalao a la vizcaína con patatas

Una vez que hayas preparado el Bacalao a la vizcaína y las patatas al horno, es hora de servirlo. Para ello, coloca los lomos de bacalao en un plato y cúbrelos con la salsa vizcaína caliente. Acompaña el plato con las patatas al horno y espolvorea un poco de perejil fresco picado por encima para darle un toque de color.

Si lo deseas, puedes decorar el plato con unas rodajas de limón o naranja para añadir un toque cítrico al conjunto. ¡Y listo! Ya tienes un delicioso plato de Bacalao a la vizcaína con patatas para disfrutar.

Conclusiones y recomendaciones finales

El Bacalao a la vizcaína con patatas es una receta tradicional vasca que destaca por su sabor único y su combinación de ingredientes frescos y sabrosos. Es un plato fácil de hacer y con un resultado espectacular.

Recuerda que puedes adaptar la receta a tus gustos personales y añadir o quitar ingredientes según prefieras. Experimenta con diferentes variantes y acompaña el plato con tus guarniciones favoritas.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y que te animes a preparar esta deliciosa receta en casa. El Bacalao a la vizcaína con patatas es perfecto para una comida familiar o para sorprender a tus invitados con un plato tradicional y lleno de sabor. ¡Buen provecho!

Foto del avatar

por Mateo Serrano García

Autodidacta apasionado por la cocina, fusiona sabores tradicionales con técnicas modernas, inspirándose en sus raíces españolas para crear recetas innovadoras y deliciosas.